2 de marzo de 2014

PATRIMONIO DE TOD@S

@LGCarretero


Poco queda de aquella lejana Edad Media, de Al-Ándalus y del Emirato de Córdoba. Vestigios de pasado e historia que retumban en cada casco histórico y en las arcas de ayuntamientos e instituciones. Eso o cómo sacar partido a un bien declarado Patrimonio Mundial, más allá de su mantenimiento y, casi siempre, en forma de "donativo". Aproximadamente ocho euros.

 Foto de Ángela Argumosa

En 2006, la Mezquita de Córdoba pasó a ser propiedad del Obispado por el irrisorio precio de 30 euros. Y así un gran símbolo de convivencia multicultural, arte y pasado ha quedado reducido a una cuenta más del patrimonio eclesiástico. Andalucía forma parte, también, de este Estado laico en el que cambiar el nombre de una calle parece imposible pero sustituir una mezquita por una catedral no supone ningún esfuerzo. Incluso en su página web solo consta como catedral, nada de su pasado –y nuestro pasado– árabe.

Foto de Ángela Argumosa

Pero en un impulso cuerdo, de esos que parecen brillar por su ausencia, la Junta de Andalucía estudia expropiar este bien cultural a la Iglesia. Bienes públicos que deberían permanecer como lo que son, bienes públicos y para más inri, para uso y disfrute de toda la humanidad, como dicta la Unesco. Según la exconsejera de cultura Carmen Calvo "esta cuestión, que seguramente tendrá que ser dirimida en la Justicia, tiene muchas posibilidades de terminar siendo lo que muchos ciudadanos quieren, que la Mezquita Catedral sea de titularidad pública".

Foto de Ángela Argumosa

La iniciativa en change.org, dirigida a la Junta de Andalucía y promovida por la Plataforma Catedral-Mezquita de Córdoba: Patrimonio de todo@s trata de poner fin al espoleo eclesiástico de bienes comunes, de lo público, de lo que en las más veces se encargan de recuperar, reparar y mejorar las arcas de los contribuyentes. 86 175 firmas, más de la mitad necesarias, para intentar conseguir algo que parecía intrínseco al sentido común.

0 comentarios:

Publicar un comentario