11 de marzo de 2014

VIII SALÓN DEL CÓMIC Y EL MANGA

@LestrangEnfant

Un año más los vallisoletanos se han reunido para celebrar el fenómeno otaku, la cultura japonesa y el frikismo en general. El evento más esperado por los amantes del cómic, el cosplay y los videojuegos ha celebrado su octava edición en la Feria de Muestras de Valladolid con un gran éxito de asistencia (casi el doble que el año anterior el sábado).

Imagen: Juan Carlos Castro

Este Salón tenía algunas novedades, como el que regalaran latas Monster (una especie de qacuerdo con la Marca a cambio de un puesto en el Salón) con cada entrada y un poster, si ibas disfrazado, los grupos de música y las máquinas de baile. Otras cosas no cambiaron: Stands repletos de cómics y merchandising para todos los gustos, autores dibujando y firmando para sus fans, juegos de mesa y consola y, por supuesto, una legión de cosplayers encantados de ser fotografiados. Además, como evento friki tambén había algún que otro guiño que solo unos cuantos "elegidos" podrían captar, como una misteriosa Tardis que iba apareciendo cada vez en un sitio diferente.


Gracias al buen tiempo, se pudo jugar a pelearse al aire libre con las armas de softcombat (que el año pasado se habían echado en falta) y a jugger, un deporte de equipos que combina pelota y lucha de armas.  Otra actividad que ya es un clásico del Salón son las bodas otaku: puedes casarte con quien quieras, con cuantos quieras, disfrazado o no...

La serie de dibujos protagonista de esta octava edición fue Hora de Aventuras, por todas partes se veían peluches, gorros, camisetas, chapas... y el videojuego más escogido por los cosplayers, League of Legends. No es de extrañar, porque el Lol tiene unos 100 personajes diferentes para elegir. Star Wars también estuvo muy presente.

El esperado concurso de cosplay sorprendió porque hubo actuaciones de mucha calidad. Algunas de las más trabajadas fueron la de To the Moon, Lulu del League of Legends, Star Wars, Predator y, sobre todo, Dragon Age, que ganó el concurso. Eso sí, todos los participantes fueron con muchas ganas e ilusión, que es lo que más cuenta. Como curiosidad, hubo al menos tres actuaciones de combate hombre vs mujer que acababan con un beso conciliador (y la ganadora era una de ellas).


Alguno de los reproches que se le podrían hacer a esta edición es que el audio falla mucho durante las actuaciones cosplay y que no hay demasiados talleres y en cambio, sí muchos stands, aunque este año se añadió con éxito el puesto de caligrafía japonesa, en el que se formó una larga cola. Esperamos que vaya a mejor en la novena edición. ¡Allí nos veremos, el año que viene, frikis de Castilla y León!

1 comentarios:

Kanzeon dijo...

Jajajajajajaja :) las actuaciones con beso vuelven loco al público!

Publicar un comentario