29 de abril de 2014

AUMENTA EL COSTE DE LA POLICÍA MONTADA

@JimmyTurunen

El coste de la policía montada de Valladolid aumentó en 15000 euros por la manutención de caballos, tal y como denuncia el PSOE. A fecha 21 de marzo un decreto firmado por Manuel Sánchez, concejal de Seguridad y Movilidad, modifica el contrato de manutención y alojamiento de los caballos de la Policía municipal que pasará a costar 15.580,41 euros hasta 2017.

abc.es


Así, y siempre según el grupo socialista municipal, el gasto en la policía montada será de 3.040,08 euros para 2015, 4.560 euros para 2016 y 3.420 en 2017. El motivo para este incremento ha sido la incorporación a la policía montada de tres nuevos caballos que el Ayuntamiento aceptó en el mes de diciembre, Agropecuaria Monte San Lorenzo S.L, la misma empresa que regaló los anteriores.

Desde su creación en 2012 la unidad de policía montada de la ciudad no ha estado exenta de críticas vertidas desde todos los grupos opositores vallisoletanos. El cuerpo que desde el Ayuntamiento hay quien califica de “un capricho del alcalde”, en principio iba a ser destinado a la protección de lugares abiertos y frecuentados como las Contiendas, el Pinar o para eventos multitudinarios como los festejos taurinos de la ciudad. Según se ha ido incorporando el cuerpo a las actividades policiales.  No es de extrañar así que el cuerpo también empezar a tener jurisdicción en Parquesol para evitar la celebración de botellones.

La polémica desde que López de Haro, ex-superintendente de policía local, anunciara la creación de la unidad siempre ha estado rodeado de las protestas, la mayoría con dirección a su alto coste, pese a que los caballos fueran regalados y su doma se hizo por agentes de policía. Eso sí el mantenimiento siempre ha sido un coste para las arcas municipales, pese a que el cuerpo se emplee también en labores más estéticas como las procesiones de Semana Santa.

La historia de los caballos donados por Monte San Lorenzo SL, de Peñaflor de Hornija, una vez aceptados por el Ayuntamiento y destinados para  el Subgrupo de Caballería de la Policía de Valladolid, empieza en  Hípica Quirón, club de la Cistiérniga. Allí, según José Luis Martínez Arquero, responsable del club, solo les alquilaron “las pistas, las cuadras, les limpiábamos los excrementos y les dábamos de comer”, esto en términos técnicos se llama pupilaje, en Quirón su precio ronda los 225€ al mes.

En este centro los miembros de la policía municipal encargados de la caballería realizaron los ejercicios de amansamiento. Si esta labor hubiera sido realizada por profesionales el precio hubiera sido de unos 300€ mensuales en un proceso que con la doma total se alarga hasta el año, según Quirón: “Un mes para el amansamiento, otro para acostumbrar al animal al peso del jinete y el resto del año se practican y perfeccionan distintos tipos de manejo montados en los diferentes aires naturales del caballo (trote, galope...)”. En el caso de las labores policiales la doma debe ser más cuidadosa debido a que los animales deben aprender labores específicas para la profesión y además estarán en zonas pobladas.

Poco duraron los caballos en hípica Quirón, donde solo se desbravó a los animales, desde allí la Policía trasladó los animales a Tudela de Duero, “a las cuadras de un amigo del jefe de policía” (Escuela de Equitación Centauro), apunta Martínez. Allí fue donde se realizó el resto de la doma donde uno de los policías, para aumentar la polémica, resultó herido.

El resto de la historia es de sobra conocida, pues los caballos llegaron a las calles de la ciudad, para celebración del grupo municipal y los presupuestos han aumentado anualmente, tal y como denuncia el grupo socialista y deja constancia el nuevo decreto de la Concejalía de Movilidad y Seguridad.





0 comentarios:

Publicar un comentario