30 de abril de 2014

SEXO AL NATURAL


Dos jóvenes han propiciado el salvamento de la naturaleza a partir del sexo. ¿Perdón?...

"Fuck for forest"
Así es, el hecho es chocante y desgraciadamente no entra en la cabeza de mucha gente. No estamos acostumbrados a la palabra “desnudo” y cuesta entender la relación entre el sexo y la naturaleza. No obstante, el ejemplo de que estamos sumergidos en los prejuicios nos llega de la mano de esta iniciativa tan incomprendida.

Y más concretamente de la mano de Leona Johansson y Tommy Hol Ellingsen, una atrevida pareja de jóvenes que, a través de vídeos pornográficos de pago, se encargan de conseguir altas cifras económicas que donan al cuidado de los bosques.

El jugoso proyecto surgido en 2004 y bautizado con el nombre “Fuck for Forest”, ha estado lleno de polémicas, multas y habladurías a las que los jóvenes creadores se han enfrentado. Sin tirar la toalla y continuando con su original idea han llegado a los 4000 socios. 

La iniciativa surgió de sus propias mentes, cuando decidieron practicar sexo en público en medio de un concierto. Lógicamente (porque somos así y jamás cambiaremos) la pareja tuvo que hacer frente a una sanción de 1200 euros. Así fue como pronto sus nombres empezaron a darse a conocer y, gracias a la primera financiación del Gobierno de Noruega que empujó el plan hacia adelante, a día de hoy la suma de dinero conseguida para ayudar a nuestra Madre Tierra es de, nada más y nada menos, que 250.000 euros.

Pero aquí llega nuestro turno, porque no nos escandaliza la idea de que les multasen, al contrario, nos parece óptimo; lo que nos escandaliza es que se muestren en público de tal modo, y quizá incluso que lo utilicen como excusa para ayudar a la naturaleza. Cosa de hippies dirían muchos: "Si soy hippie por creer que está mal que un niño de 10 años tenga que cambiar de canal por ver una escena de desnudo o que no les estemos ayudando a entender que nos encontramos ante algo completamente natural cuando la escena se inclina hacia el sexo, seré hippie", rebatirían otros, "y a mucha honra". En definitiva, las críticas son siempre brutales. Pero quizá no sea tan mala idea ¿Es acaso un delito ayudar a la naturaleza con nuestra propia naturaleza? ¿Qué hay más natural que un cuerpo desnudo? A pesar de que las organizaciones contra el maltrato a la naturaleza sean muy liberales y tolerantes, Leona y Tommy se han expuesto a los rechazos de muchas de ellas por su manera de conseguir dinero.

Para formar parte de esta iniciativa de ayuda se puede elegir entre dos alternativas. Por un lado está la opción de hacerte socio mediante la exposición de tus propias fotos o vídeos eróticos y, por otro lado, la alternativa de pagar una cuota para poder observar las fotos y vídeos de los demás, sin tener que desnudarte tú para ello.

Asimismo “Fuck for Forest” no es un plan para fomentar la pornografía, puesto que ningún socio recibe nada a cambio. Únicamente se busca dinero para salvar la naturaleza, y no se pretende mostrar un sexo falso o histriónico, simplemente sexo natural, por placer. De esta forma la ONG ha ido avanzando progresivamente, ya que ellos mismos han pensado en la idea de un documental propio o incluso la creación en 2012 de una película basada en el proyecto, ideada por el director Michal Marczak.

Muchos pueden pensar que no es necesario esta medida tan descarada para conseguir dinero destinado a la preservación de la fauna y la flora, pero ya que este proyecto resulta positivo, eficaz y provechoso ¿por qué íbamos a vetarlo? 

0 comentarios:

Publicar un comentario