21 de mayo de 2014

EL COPIA Y PEGA DE LA MÚSICA

@lestrangenfant 

Stairway to heaven está considerada como una de las canciones más importantes de la historia del rock, pertenece al grupo británico Led Zeppelin y fue publicada en su cuarto disco de estudio, Led Zeppelin IV. Sin embargo, la famosa balada podría ser en realidad un plagio de la banda Spirit, a la que los Zeppelin telonearon.

Imagen: Tony Morelli
Según Randy California, líder de la banda Spirit, Stairway to heaven ha copiado uno de los riffs (en música, frase que se repite mucho) de su canción Taurus, que ellos publicaron en 1968 (Stairway to heaven es de 1971) Al parecer, California ya está preparando la demanda contra la banda.
Como en otras artes, tanto la inspiración como el plagio son de lo más habituales. ¿Diferencias? Por el segundo te puede caer una demanda y tener que pagar al “autor original” una buena suma de dinero.
Inspirar: 2. Infundir o hacer nacer en el ánimo o la mente afectos, ideas, designios, etc
3. Sugerir ideas o temas para la composición de la obra literaria o artística 
Plagiar: 1. tr. Copiar en lo sustancial obras ajenas, dándolas como propias.

Inspirarse, por tanto, supone tomar alguna pequeña referencia (en una canción, un patrón, por ejemplo) mientras que plagiar sería copiar una frase musical entera (o más de una). También puede ocurrir que a la hora de componer, por casualidad y sin saberlo, te inspires en otra canción y no mencionas (o pagas) al autor original. Plagiar sin ser consciente de ello es mucho más difícil.
Stairway to heaven no sería la única canción en cometer plagio, ni mucho menos. Durante la historia del rock se han dado casos muy sonados, algunos de ellos fueron demandados, otros no.
La banda Nirvana publicó en su famoso disco Nevermind el tema Come as you are, en el año 1991. Se trataba de un plagio evidente de Eighties, tema de la banda Killing Joke. Nirvana confesó y el grupo post-punk no denunció.


El caso de Deep Purple merece una lista aparte, ya que “tomaron prestadas” al menos cinco canciones de otras bandas sin pagar ni mencionar a los autores. El más famoso de sus plagios es Child in Time (1970), tema que se parece sospechosamente a Bombay calling de It's a Beautiful day.
Noel Gallagher, de Oasis, criticó al grupo Green Day haber plagiado una de sus canciones más conocidas, Wonderwall,  en su tema Boulevard of broken dreams. Pero esta banda no es la más indicada para hablar del tema porque también tiene una larga trayectoria de plagios. Por ejemplo, comparen Step out con Uptight, de Stevie Wonder, o Whatever con How sweet to be an idiot de Neil Innes. ¿Coincidencias? Incluso Gallagher tuvo que reconocer que se habían “inspirado”.

The Verve protagonizó el plagio más sonado al coger la canción The Last Time de la Andrem Oldham Orchestra, proyecto musical al que pertenecían algunos miembros de los Rolling Stones, y añadirle voz para crear Bitter sweet symphony (la original no tenía). The Verve cedió los derechos de la canción para no ir a juicio y finalmente tuvo que reconocer a Mick Jagger y Keith Ritchards como sus únicos autores.


Al final, ganan las demandas aquellas bandas que pueden pagarse los abogados, se demuestre o no que es un plagio. Como es el caso de Taurus, que si no habían denunciado antes a Led Zeppelin fue porque no tenían dinero. Otras, se ganan demandas a plagios que realmente no lo son.
Por cierto, para que nadie me acuse de plagio, diré que las fuentes en las que me he “inspirado” son  la revista Rolling Stone, Jot DownTaringa y  bdeeppurpleforo .

0 comentarios:

Publicar un comentario