12 de mayo de 2014

LAS PELÍCULAS QUE NO VEMOS EN EL CINE


Si algo descubres al consultar la cartelera de los cines es que hay muchas películas que se proyectan diariamente de las que nunca habías oído hablar, fundamentalmente porque Hollywood y sus millones no están detrás para promocionarlas y lograr que sus estrenos sean un éxito en taquilla. Si el cartel de la película en cuestión no es lo suficientemente ilustrativo, solo queda la opción de tirar de smartphone para buscar la sinopsis en Internet y, con suerte, te convencerá lo suficiente como para arriesgarte a entrar a verla.


Riccioto Canudo, escritor y crítico de cine italiano, fue el primero en denominar al cine 'el séptimo arte' en el año 1911. Lo hacía en su obra Manifeste des Sept Arts (Manifiesto de las Siete Artes), donde definía las creaciones cinematográficas como 'arte plástico en movimiento', algo que, probablemente a causa de las grandes productoras mundiales, se está perdiendo. Es cierto que el cine ha avanzado muchísimo en los últimos años, prueba de ello son películas con efectos especiales espectaculares como Gravity o Lo Imposible, que han marcado un antes y después en la forma de construir escenarios en ficción. Sin embargo, en el cine general que se produce y promociona en la actualidad, algo falta: ¿dónde ha quedado el arte plástico en movimiento?


Fotografía: Alejandro M.P. (Flickr)
Da la sensación de que esa habilidad para crear suspense mediante planos medios fijos en los que se aprecia hasta el mínimo detalle contextual, transmitir la emoción de los personajes a través de sus miradas o mostrar el lado oculto de ciudades de ensueño, queda reducida al cine de ciertos autores de renombre, cuando, en realidad, hay mucho cine de calidad que pasa desapercibido.

¿Sólo vamos a ver las películas que anuncian? Desgraciadamente, en la mayoría de los casos esto se cumple, haciendo que muchas películas buenas pero que interesan a un público reducido duren en los cines una semana escasa. ¿Vamos a dar dinero únicamente a Hollywood? Otro ejemplo claro es el del cine español, que, aunque con películas mejores y peores, muchas veces no se ve por ser 'español', algo que vinculamos al poco presupuesto y actores que no superan el 'pasables'.

Pero, pese a la creencia generalizada, hay buen cine español, el caso es encontrar el momento para verlo. Porque a ver quién le pregunta a un amigo si le acompaña a ver una película española en el cine. Salvo que sea la nueva de Torrente, claro, entonces vas con los amigos y te echas unas risas.

0 comentarios:

Publicar un comentario