10 de noviembre de 2014

UN PAÍS PARA VIEJOS

J.C. Castro

España 2064, un soleado domingo a mediados de agosto, un octogenario tose como si los pulmones quisieran escapar de su cuerpo. Tiene la barba mal afeitada, lleva unos pantalones de pijama y se pasea por la Plaza Mayor de su pueblo, uno de esos que antaño 'fue grande', como si nada. Si esto hubiera pasado 50 años antes seguramente a su abuelo le hubieran dicho algo. El día de la Virgen y él en albornoz por la calle, todas las señoronas se le hubieran echado encima, seguramente, incluso, habrían llamado a la Benemérita. 
Tras el ataque de tos, una vez rescompuesto el hombre se mira la mano con la que se tapó la boca, en su estornudo una flema involuntariamente se ha escapado entre sus dientes, mira con asco la mucosa saliva, se arrepiente haber fumado en sus tiempos mozos y se seca en el pantalón, nunca habría hecho eso, pero ya da lo mismo, nadie le mira, el último de sus vecinos murió a los 95 años un par de meses antes, para el entierro abrieron la iglesia que llevaba dos años cerrada, el obispado se olvidó de ella igual que se olvidó mucho antes la Guardia Civil de que en ese lugar había un cuartel. 

Flikr


No hace falta relatar el rodar de un salicor para retratar un paisaje desolador, para eso las estadísticas del INE se valen solas. Dentro de 50 años en España el 38,7% de la población superará los 65 años y la esperanza de vida se situaría por encima de los 90 años al nacer. No todo es para llorar, viviremos más y nuestras madres nos tendrán con más años, así, la edad maternidad que en la actualidad es de 31,7 años pasaría a ser 33, los años de Cristo al morir.

Estamos condenados, o eso parece: el año que viene las defunciones superarán a los nacimientos y la tasa migratoria seguirá en signo negativo. Por más que los subsaharianos se empeñen en saltar la valla serán más los españoles que cojan un avión o pasen a ver la cara Norte de los Pirineos. Por más que el PP se esfuerce en mejorar la situación y crear empleo esta tendencia no cambiará, siempre según la previsión del INE, hasta 2020, por entonces volverá a entrar más gente en España de la que salió, el cambio de tendencia considera que el envejecimiento de la población conseguirá que la tasa de desempleados disminuya, aunque claro por medio seguro que a alguien se le ocurrirá una medida estrella para crear empleo, las previsiones no han tenido en cuenta esto último así que no podríamos adelantar si sería Mariano Rajoy o Pedro Sánchez a quien se le ocurriría, aunque hay quien tampoco descarta a Pablo Iglesias.



Pueblos desolados en mitad de la nada, si hace poco se titulaba que en Cuenca, Guadalajara y Teruel la densidad de población era menor que en Laponia, en 2064 en Castilla y León las cosas no serán muy distintas. En tan sólo 15 años nuestra comunidad perdería el 9% de su población. Iglesias abandonadas, Ayuntamientos en ruinas, campos sin cultivar, pueblos fantasmas, los campos de Castilla empezarán a llamarse estepa y no será porque se olviden los poemas de Machado.

Estamos condenados, esto no lo arregla ningún chapuzas de esos que antes te venían a ver la lavadora y acababan limpiando las cañerías. Programas para incentivar la natalidad – no hablamos del cheque bebé –, políticas de migraciones selectivas para compensar los saldos negativos... la verdad es que no hay solución la pirámide de población acabará invertida, más viejos que jóvenes, menos trabajadores que pensionistas, parece que el sistema social de antaño, si alguna de sus estructuras se mantiene después de esta crisis, está condenado a quiebra.

Aunque claro todo esto son suposiciones en las que no se tienen en cuenta la posibilidad de que se produzca una medida milagro o que en vez de un chapuzas de esos que son expertos en todo contemos para la ocasión con un político responsable con conocimientos fundados y ganas de cambiar las cosas y no reaccionar ante ellas. Sin embargo, hay que tener en cuenta que si la estimación no ha previsto esto es porque visto lo visto la posibilidad de que en España llegue a la presidencia una persona con conocimientos fundados es más remota que la que de que en 2064 todos nosotros estemos trabajando hasta los 80 años.

0 comentarios:

Publicar un comentario