13 de febrero de 2015

EL BÁDMINTON OTRO EJEMPLO DE LA MARCA ESPAÑA

J.C. Castro

Casillas el próximo año no irá al Europeo, tampoco lo harán Sergio Ramos, Jordi Alba, Koke y Negredo. Millones de Españoles se tendrán que conformar con ver a Alemania revalidar un título que hace tiempo que se les resiste. Uno de los mejores combinados de fútbol del mundo y no estarán en la máxima competición europea, aunque lo méritos deportivos no hicieran prever el resultado.

gob.es

Tranquilo todo el mundo, el presidente de ese futuro cercano – no podemos saber aún si será Rajoy, Pablo Iglesias o Pdro Snchz – se puede aflojar el nudo de la corbata, La Roja irá a la Eurocopa, la que no irá será la Selección Española de Bádminton.

La Marca España lo ha vuelto a hacer y en el extranjero ya hay quien sospecha que somos un país de pandereta, si es que alguna vez pensaron lo contrario. La mejor jugadora de bádminton a nivel mundial no participa en el Europeo Combinado, que se esta celebrando por estas fechas en Lovaine, Bélgica.

Habrá quien no sepa que la ganadora del último Europeo y del Mundial en este deporte sea española, Carolina Marín, de Huelva para más señas. Habrá incluso quien desconozca que muchos deportistas españoles, como Marín, están mejor considerados fuera de nuestras fronteras que aquí, donde tenemos federaciones cuya actuación se podría definir perfectamente con la bailarina del WhatsApp.

Mientras, en las secciones de deportes de los distintos informativos a nivel nacional – mención a parte a los de TVE, algo bueno tenían que hacer – han obviado el hecho o lo han relegado a una breve pieza sin imágenes para poder contar con más profundidad lo de la Huelga de Fútbol, como hay quien conoce al posible paro patronal que promueven Federación y LFP para que los clubs negocien en colectivo los derechos de televisión.

Cuestión de derechos también es lo que ha dejado a España fuera del Europeo por Equipos, aunque en este caso estos son los de imagen. Los jugadores querían mantener esta prebenda y de esta forma cobrar sin la intervención de la Federación que en estos casos es quien vende los derechos de imagen de los deportistas. No hubo negociación, la directiva decidió dejar pasar el tiempo pensando que cuanto más próxima estuviera la competición a Carolina Marín y compañía antes se les bajarían los humos. Nadie deja de competir por dinero, debieron pensar, pero no. Horas antes de que los jugadores partieran rumbo a Bélgica, se confirmó la noticia.

Nadie de la Federación de Bádminton iría. Los intereses económicos primaron la Marca España, otra vez en tela de juicio por algo que desde aquí se sabe desde hace tiempo. ¿Por qué una persona puede presidir una federación durante más años de los que Felipe II reinó en Las Españas?

Al menos, los jugadores de bádminton saben que ya no tienen posibilidades de vencer y tampoco de subir al podio con un chándal de Campofrío.


0 comentarios:

Publicar un comentario