11 de febrero de 2015

EL GOYA DE DANI ROVIRA

Berta Pontes

Chico joven, 34 años, pelo castaño, con barbita, vestimenta normal, malagueño, cómico, monologuista y ahora actor español. Pero no un actor cualquiera, un actor premiado con el mayor galardón que se otorga en España en el mundo del cine: el Goya, también conocido como Paco o el cabezón. Y sí, Dani Rovira lo tiene en su casa.  

www.diariodenavarra.es

El pasado sábado 7 de febrero se celebraron los Goya, la fiesta del cine español. Vimos desfilar los modelos más atrevidos y algunos un poco más simples por la alfombra rosa (sí, esta vez era rosa debido a la publicidad). Mujeres con vestidos largos y hombres con trajes, lo típico. Pero ahí estaba él, el protagonista indiscutible de la gala: Dani Rovira, que además de estar nominado al Goya como mejor actor revelación por su papel en ‘Ocho apellidos vascos’ también era el presentador.


www.sensacine.com
 Era el encargado de conducir la gala y en sus manos estaba hacer que los actores y el público en general pasara una velada lo más amena y divertida posible. Pero eso con Rovira no es problema. Es un chico simpático, de lo más entretenido y, lo mejor de todo, no hace daño a nadie con sus bromas. O, al menos, a nadie que sepa que son eso, simples bromas sin ánimo de ofender, ni mucho menos. Porque el día en el que haya que pedir perdón por hacer humor, ese día será la hecatombe. Aunque es cierto que el cómico se vio obligado a pedir perdón a Ibiza por un comentario sobre la isla que, para muchos de nosotros, pasó desapercibido.
 
Estaba nominado por su papel en ‘Ocho apellidos vascos’ a mejor actor revelación y, a pesar de mucha gente, lo consiguió. Muchos dicen que sí, que es majete y simpático, pero que no merece un Goya por hacer reír. Otros dicen que no es actor, sino cómico, por lo que tampoco merece un Goya por hacer de lo que no es. Pero, sinceramente, lo tiene más que merecido. El chaval no sabía nada del mundo del cine ni de actuar porque solamente había hecho monólogos. Y va, hace este papelón en una película y dicen que no lo merece.

 Claro que lo merece, lo merece y mucho. Porque ha sido capaz de guardarse al público en el bolsillo y de hacer buen cine, cosa que muchos actores y actrices reconocidos como tal son incapaces de hacer aun con años de carrera cinematográfica a sus espaldas. Así que enhorabuena Dani Rovira, disfruta del cabezón y del éxito que te traerá. Muchos seguiremos viendo tu película y riéndonos hasta más no poder con los golpes vascos de un andaluz muy andaluz.



0 comentarios:

Publicar un comentario