18 de febrero de 2015

QUÉ DIFÍCIL ES TOCAR EN VALLADOLID

Paula Zurimendi

Valladolid sigue reprimiendo a sus músicos.  Aún no se puede hacer conciertos en la mayoría de los bares. Por si esto no fuera poco, en aquellos en los que sí está permitido, aparece la policía cada dos por tres, con el objeto de “controlar” que no se cometa ninguna ilegalidad.

Concierto del grupo Yau-Gurú

El 9 de febrero, por poner un ejemplo, daba un concierto Pedro Pastor en el bar Nunca Jamás, con el grupo vallisoletano Curioso Periplo como teloneros. Al finalizar, algunos policías se presentaron en el local alertados, como de costumbre, por algún supuesto vecino que se quejaba del ruido.



En diciembre del año pasado el Ayuntamiento vallisoletano modificaba la Ley de espectáculos públicos de forma que hasta 151 establecimientos pudieran celebrar conciertos (la ciudad tiene casi dos mil bares, según datos del Anuario Económico de La Caixa).

Eso sí, estos “bares especiales” tienen que tener en cuenta varias condiciones: respetar el aforo, tener aislamiento y no superar el nivel de emisión sonora (Lo cual impide el uso de instrumentos de viento y de amplificadores en la mayor parte de los locales). Además de eso deben pedir una solicitud. Por si fueran pocas restricciones, queda totalmente prohibido cobrar entrada. Al final, resulta casi imposible reunir los requisitos exigidos para tocar.

Actuar en las calles vallisoletanas es aún más difícil, aunque esto no es exclusivo de la ciudad sino que ocurre en toda España. En otros países europeos, en cambio, se da mayores facilidades a los músicos. Una estudiante de musicología de la UVa realizó el mes pasado un corto documental para reflejar y explicar la situación.

Legal o no, el caso es que se sigue acosando a los artistas en sus actuaciones, lo que genera una desconfianza y miedo que lleva a cancelar algunos conciertos por miedo a las sanciones. Como consecuencia, en Valladolid, una ciudad que rebosa cultura y música, es irónicamente donde más difícil resulta organizar conciertos.

0 comentarios:

Publicar un comentario