17 de marzo de 2015

PÍDELE PERDÓN AL ABC

Paula Zurimendi

La edición en papel del ABC del día 14 de marzo llevaba una portada digna de prensa rosa: una foto del matrimonio Varufakis (es decir, el ministro griego y su esposa) posando frente a su nuevo apartamento. El título y subtítulo que acompañaban la imagen no eran menos sensacionalistas: "Así vive el populismo. El ministro griego reside en un piso burgués al pie de la Acrópolis y disfruta de otra vivienda en una isla".
ABC

El reportaje del interior pertenecía a la revista Paris Match, a la que los Varufakis habían abierto sus puertas, iniciativa muy criticada por la situación de crisis económica en la que Grecia se encuentra. Bajo el polémico titular, además, había otro título que rezaba: "Ultimátum de Alemania a Grecia".

Sin embargo, que el ABC se pase la ética periodística por el mismísimo no es la noticia, sino la repercusión que ha tenido la portada en Twitter. La red no tardó mucho en hacerse eco, con un hashtag cargado de ironía: #pídeleperdónalABC. Los twitteros se disculparon con el periódico por ser de izquierdas y permitirse lujos como tener agua caliente en sus casas, comprar jamón bueno o tener un iPhone.
Algunos no entendieron la ironía del tag y aprovecharon la ocasión para meterse con el ABC, preguntándose por qué narices tendrían que pedir perdón a un periódico que más de una vez ha publicado portadas difamatorias sin pedir perdón por ello.
De todas formas, a estas alturas seguimos sin noticias de que el ABC pida perdón a nadie por lo que haya publicado. Después de todo es un periódico que no tiene figura del defensor del lector y no puede recibir quejas de sus lectores de forma regulada y, aunque lo hiciera, tampoco tienen a una persona que fuese a dar la razón al público. 

0 comentarios:

Publicar un comentario