19 de noviembre de 2015

LA TELEVISIÓN ESPAÑOLA LE DIO LA ESPALDA A PARÍS

Yolanda Rodríguez

La noche del viernes 13 de noviembre fue sin duda una de las noches más terroríficas y tristes de la reciente  historia de Europa. Los atentados vividos en Paris  que han dejado   130 muertos, entre ellos tres españoles y aproximadamente unos 352 heridos; han dejado a la vista una Europa vulnerable frente al conflicto islamista. Es más, muchos ya hablan de la inminente  tercera guerra mundial. Pero dejando de lado cifras de muertes, pruebas, testimonios, investigaciones y ataques  posteriores que tanto nos han estremecido, también es necesario centrarnos en cómo nos llegó a nosotros la información de la barbarie.



La misma noche de la tragedia, llegaron las primeras noticias a través de las redes sociales como Facebook o Twitter, pero a pesar que las cifras e informaciones eran muy confusas, ninguna de las televisiones generalistas cortó su emisión. Televisión Española se encontraba en emisión en su canal principal una película, de calidad discutible; Antena 3 emitía “Tu Cara me Suena” un programa líder en audiencia y Telecinco, por su parte, con su inamovible “Sálvame Deluxe”.

Ante la inminente atrocidad la única de estas cadenas nacionales que interrumpió su emisión fue Antena 3, en un primer momento con un pie de pantalla con la última hora  y después con un avance informativo con Álvaro Zancajo, pero que se quedó en eso en un mero avance. Al único que se pudo aplaudir por su inmersión informativa de los atentados fue al Canal 24 Horas. ¿Cómo los medios de comunicación de este país se permiten el lujo de disponer un equipo televisivo completo para cubrir la salida de Maite Zaldívar de la cárcel y no para cubrir un atentado de estas dimensiones? ¿Cómo 'La 1' , la cadena nacional, no informa de un ataque terrorista a nivel Europa al momento?.



Eso sí al día siguiente hubo un gran despliegue informativo de todas las cadenas de televisión, dejando claro, como en el caso de Antena 3, que “su emisión del viernes por la noche fue cortada para emitir la información sobre los atentados”, palabras de Mónica Carrillo en las noticias de mediodía.


Ana Rosa Quintana en su particular minuto de silencio | www.ideal.es
Pero este despliegue periodístico deja en evidencia la calidad informativa que tenemos actualmente en España. Todo el país ha sido testigo del “postureo periodístico” de algunas de las figuras más representativas de los medios de comunicación. El director de informativos de La Sexta y presentador de Al Rojo Vivo dejó bastante que desear con una imagen desaliñada durante sus conexiones desde París y un absoluto sensacionalismo, como por ejemplo en los impactos de bala en una  pared, “las cicatrices en los cristales” de una cafetería atacada o la detallada  descripción durante varios minutos de un charco de sangre que había dejado una víctima.

También fue protagonista el presentador de la cadena COPE, Carlos Herrera, por su selfie con cara de 'interesante' y 'de circunstancia' delante de la  sala Bataclan, donde murieron 89 personas. Y por último fue la absoluta fatal de respeto, aparte de la carencia de profesionalidad, de la presentadora Ana Rosa Quintana durante un minuto de silencio. Fue la encargada de incumplir el objetivo de este acto- que por si no lo sabe, es mantener silencio- queriendo transmitir a los espectadores de El programa de Ana Rosa su 'conmoción' con estas palabras: "Se está produciendo aquí un minuto de silencio. Es realmente impresionante, quiero que escuchéis el  silencio". Pero, sin lugar a dudas, el summún de la ignorancia periodística ha venido de la mano de Jota Abril en  el programa La Mañana de Televisión Española, al confundir un logotipo de La guerra de las galaxias como uno de la organización terrorista Al Qaeda.


Antonio Ferreras mostrando impactos de bala | www.lasexta.com
Es esta la reflexión y la desilusión que han dejado los medios de comunicación. Han superpuesto la audiencia y el entretenimiento a la información primando los contratos de publicidad de 'Tu Cara Me Suena' o 'Sálvame Deluxe', a pesar de que Antena 3 y Telecinco sean cadenas privadas y comerciales.

Se ha antepuesto el sensacionalismo ante declaraciones de conmoción y solidaridad de personajes que la gente admira y respeta por su aparición en los medios de comunicación, y que sin duda, su opinión influye de gran manera en el público. Se ha  limitado la televisión puesto que es el medio más demandado para el uso informativo dando por sentado que todo el mundo usa Internet  para informarse. Y aunque no lo creamos, existe un porcentaje de población que no usa Internet para el uso informativo, ya bien sean colectivos que no tienen la capacidad de usar un dispositivo móvil o que, simplemente no lo ven necesario para el día al día; y que por muy mínimo el porcentaje que sea ha de ser informado con actualidad.

Pero lo más grave y decepcionante de todo, es que los medios de comunicación televisivos  españoles dieron la espalda a uno de los atentados vividos en Europa y que sin duda ha cambiado el trascurso de la historia reciente. A veces, un análisis de los medios de comunicación audiovisuales es necesario para entender que uno de nuestros periódicos publicara la foto trucada de un civil acusándole de terroristas y cadenas de su mismo grupo lo hicieron. 


0 comentarios:

Publicar un comentario