23 de febrero de 2016

INTIMIDADES DE GUINEA ECUATORIAL

Un lugar lleno de palmeras, extensas playas de agua cristalina y la finca Sampaka de fondo junto al cacao, plátanos y tabaco. Así es la Guinea Ecuatorial de la superproducción Palmeras en la nieve de Fernando González Molina. Una película que no deja de suscitar malas reseñas, pero que nos ha recordado que no hace tanto había un territorio en África que pertenecía a España y que, de hecho, en aquellas tierras aún se habla español.




Pero dejando a un lado la adaptación de la novela escrita por Luz Gabás y el amor entre sus protagonistas, Guinea Ecuatorial vivió su época de esplendor en las décadas 50 y 60. Muchas familias españolas emigraron, por entonces, a esta antigua colonia española escapando de la posguerra y muy pocos son los que hablan mal de este período tan poco conocido. Un ejemplo de ello es Fernando García Gimeno.

Fernando vivió 22 años de su vida,  infancia, adolescencia y posterior juventud en la Isla Bioko, anteriormente conocida como Fernando Poo. Allí, llegó a trabajar 14 años como gestor de fincas de cacao teniendo a su disposición 800 nigerianos.

“Me cuidaba de pagar nóminas, solucionar problemas laborales, contratación y busca de personal, etc”, señala García. Durante un tiempo fue secretario del Casino, donde se reunía la élite de la sociedad blanca y alguna nativa. Pertenecía a la Comisión de Festejos del Ayuntamiento, vicepresidente del Club de Pesca, secretario de la Agrupación Teatral y actor de la misma, delegado de Baloncesto, jugador y capitán de la selección, entrenador de los colegios internos femeninos (Santa Teresita, Orfanato y Basilé). Tiene dos libros sobre la vida cotidiana en Guinea Ecuatorial, El paraíso verde y Fernando el africano, que también incorpora referencias históricas sobre la isla, y cuenta sus vivencias en su blog.


Fernando García
 Fernando, llegó a Fernando Poo en 1942, cuando tenía 9 años. ¿Cuál fue su primera impresión de la isla?

La impresión al llegar a la isla, en aquel mayo de 1942, y subir por la Cuesta de las Fiebres desde el muelle, bajo tanto arbolado y vegetación, me produjo temor a que de aquella mini selva salieran leones, elefantes o cualquier otro animal peligroso. En parte debido a las historias que me habían contado mis primos en su estancia en Barcelona, dado que ellos habían nacido en aquellas tierras, donde también estaba mi abuela Polonia.  La verdad es que la primera noche de mi llegada dormimos en unos barracones de zinc que había habilitado mi tía  Antonia, y aterrorizado observé unos ciempiés paseando por el suelo que mis primos cogieron con dos palitos y los echaron al jardín (Pensé, esto lo hacen hasta con los leones). Después aquella tierra se convirtió en un paraíso, donde todo estaba al alcance de cualquiera, no había distancias, la selva estaba en la ciudad, las playas en la calle y el clima era ideal.

¿Cómo era la enseñanza y la sanidad de Guinea Ecuatorial?

Tuve la suerte que por esas fechas nombraron un gobernador que tenía 8 hijos, así que se inauguró un Instituto de Enseñanza Media, que dependía del Ramiro Maeztu de Madrid. Así que estuve un año en la Misión con los claretianos, dado que solo tenía 9 años (negros y blancos todos juntos) y al año siguiente hice el ingreso de Bachiller, estudiando en el mismo Instituto los siete años que constaba entonces.  El primer año éramos unos 35 en clase, en séptimo solo estábamos Manuel Kombe (un nativo) y yo.  A él le pagaron una beca para estudiar medicina, llegando a ser el director del Hospital que asesinó Macías y yo, como no tenía dinero, después de hacer la Reválida en la Universidad de Barcelona volví a Guinea.


El español era el idioma más hablado y después el llamado "pichinglis". ¿Se hablaban otras lenguas? ¿Y entre los nativos?

Entre blancos y parte de la población nativa hablábamos español, aunque a veces el piching. En la vida laboral, en el campo, el piching. Casi todos los braceros eran nigerianos, los nativos se dedicaban eran conductores, oficinistas, y poco más. Los bubis, el grupo étnico nativo, tenían su pequeña finca que arrendaban a un blanco y su huerta además de los trabajos caseros. Los llamados boys en el campo, eran nigerianos. En el Continente era diferente, por eso también algunos blancos hablaban el fang, en cambio en la isla no se utilizaba el bubi.

¿Cómo era el transporte entre las islas?

Había dos líneas de transporte público para ir a una población. En la zona Oeste, Transportes Vivancos; en la Este, Policarpo. Los blancos iban en su coche o siempre te llevaba un amigo. Los braceros los llevaban en el camión de la Empresa. En la ciudad, por su extensión, todo el mundo iba a pie.

¿En qué trabajaba la gente en Guinea Ecuatorial?

Estaban los funcionarios, los comerciantes, los encargados de las fincas que eran blancos y los nigerianos que eran los braceros del cacao y el café, en el Continente había bastantes fang que trabajaban en las fincas y en la madera.  No existía el paro.  Faltaba mano de obra en general.



¿Cómo era la situación de las mujeres, tanto nativas como colonas?

Las mujeres blancas, la mayoría no trabajaban, aunque algunas sí,  como telefonistas, en comercios, o en oficinas. Las indígenas se dedicaban al hogar, huerta y las jóvenes muchas a una prostitución diferente al concepto que se tiene aquí. Por ejemplo podían ir con un blanco o un negro algunas semanas, sin pedirle dinero, y desde luego se ofendían si uno se despedía de ellas después de un par de horas de contacto físico.  El peor insulto para ellas es que llegaran a los 25 o 30 años sin haber sido madres, se consideraba que no eran “mujeres”.

¿Cómo eran las relaciones entre nativos y colonos?
 

Las relaciones eran buenas, dado que cada uno conocía sus limitaciones, por ejemplo, yo hoy tengo en Barcelona un amigo nativo que es amigo mío desde hace 72 años.


¿Había conflictos entre las distintas etnias?

En aquel entonces se toleraban las diferentes etnias, ya que la mayoritaria que es la fang, no tenía peso específico en la Isla y los isleños no iban nunca al Continente. Ahora hay enfrentamientos y odios.

¿Existe algún contacto entre los españoles que vivieron en aquella época?

Los antiguos “colonos” tenemos una Web donde publicamos artículos, vídeos fotografías etc.  Se llama Crónicas de Guinea. Aparte, los de Barcelona, nos reunimos una vez al año para celebrar Santa Isabel. Una semana entera al año en un lugar diferente cada vez, y pasamos una semana juntos todos los que viven en España, y ahora este mes o principio de marzo hacemos una  caçotada típica catalana

Muchas gracias por su tiempo y atención Fernando.

A ti.



La historia de la colonia española está en los libros, pero la vida real que llevaban los colonos y los nativos sólo lo saben los que vivieron allí. Por supuesto, esto es solo una mínima parte de esos años aunque sirve para hacernos una idea. Para conocer más a fondo las costumbres y el día a día de una persona en Guinea Ecuatorial en los años 50 podéis entrar en el blog de Fernando el africano y en Crónicas de Guinea, donde hay miles de fotos de las familias que vivieron en ese paraíso para mucho, para otros colonias y que ahora es pasto de una de las más salvajes dictaduras del mundo. 


2 comentarios:

fernando africano dijo...

Agradecer a Paula Blanco la transcripción exacta de lo que le conté, y no añadir juicios tendenciosos sobre esa época.
Fernando García

fernando africano dijo...

Agradecer a Paula Blanco la transcripción exacta de lo que le conté, y no añadir juicios tendenciosos sobre esa época.
Fernando García

Publicar un comentario