CIENCIA FICCIÓN Y FANTASÍA VALLISOLETANA

10/03/2014

Dioni Arroyo y Rafael Heka en la charla sobre literatura vallisoletana en el VIII Salón del Cómic y Manga de Castilla 
y León. Foto: Juan Carlos Castro

“Para poder Triunfar en Valladolid tienes que currártelo mucho”, dice Dioni Arroyo Merino como bien podía haberlo dicho su compañero Rafael Heka. Ambos son escritores, vallisoletanos, pertenecen al colectivo Los Perros del Coloquio y estaban en el Salón del Cómic y el Manga de Castilla y León para dar a conocer sus obras y a ellos mismos.

El domingo por la mañana, inaugurando las actividades que se desarrollarían durante la jornada de clausura y recién abierta la Feria de Muestras, mostraron al público su visión sobre la literatura vallisoletana y de paso hablaron de los recurrentes temas en los que se centran sus libros.

“Tenemos que agradecer al fondo municipal de cultura y al Ayuntamiento de Valladolid el apoyo que nos viene prestando tanto este año como el anterior, editándonos una antología en la que se da a conocer nuestro trabajo y cediéndonos determinados foros para poder realizar en ellos nuestros congresos y maratones literarios”, reconoce Heka, que habla de algunas de las actividades desarrolladas en nombre del colectivo Los Perros del Coloquio. No se olvidan ambos autores de los medios de comunicación que les prestan sus espacios, les apoyan y les dan difusión, así como a asociaciones como Asofed y su director, Carlos Ramirez, que les permitió estar en el salón del cómic y el manga.
Sobre el Salón también hablaron y es que ambos consideran a las dos jornadas como algo extraordinario que les permite contactar con su público en Valladolid, ya que sus obras de ciencia ficción y fantasía, dicen, no tienen tan buena acogida en su ciudad como en otros lugares de España a donde se trasladan a presentar sus libros. Aunque resaltan que están “encantados y muy agradecidos a sus lectores de Valladolid”.

Será que hay que ser profeta lejos de tu tierra y la exigencia, que destaca como característica en el público vallisoletano, algo de loar y que no permite que los escritores se relajen, para así mejorar continuamente; pero, al fin y al cabo, ellos eran los representantes de la literatura pucelana en el Salón, que dicen desde la organización que superó las 6000 visitas.

SUS OBRAS

RAFAEL HEKA

Magic Planet. Crónicas globulares: Se trata del primer libro de la saga de ciencia ficción cómica Magic Planet. Con este trabajo inspirado en el estilo de Terry Pratcher y su Mundodisco, quiere dar a conocer en España este género más popularizado en los países anglosajones. Se trata de una historia sobre un mundo globular con unos dioses muy locos, con planetas disparatados y con un toque español, características peculiares de nuestro peculiar país y que suelen repetirse en los universos globulares.
Alfa: Una novela de ciencia ficción mística al estilo de los libros de este género de Stephen King. Cinco amigos se reúnen en una cabaña un fin de semana para verse y recuperar la relación, terminando con los problemas personales que surgen en este tipo de grupos. En esa cabaña y en su reunión les irrumpe lo fantástico, generando situaciones en las que los protagonistas deben posicionarse en la lucha básica y arquetípica entre el bien y el mal.

 DIONI ARROYO MERINO


El Sabor de tu sangre: Novela gótica ambientada y desarrollada en Valladolid desde el año 92 hasta la actualidad. La historia gira en torno a un grupo de jóvenes amigos, cuya existencia se complica al encontrarse con una secta cuyo objetivo es resucitar a Lamashtu, una diosa sumeria que prolongaba su vida bebiendo sangre humana. Se trata de una novela con intriga, suspense y una cierta carga erótica, sin olvidar el género gótico de terror y lo macabro, combinado con ciertos capítulos históricos.

Metanoia: El título en griego clásico significa esperanza, cambio de mente, transformación interior… En una cárcel, un funcionario de prisiones se va a enamorar de una interna en el ambiente peculiar que les rodea, al que se le suma la decadencia social y cultural. Esta historia de amor en un momento determinado da una vuelta de tuerca a la realidad. Viajes en el tiempo, paradojas temporales pero, ante todo, esa metanoia que persigue la relación de los protagonistas.
Los ángeles caídos de la Eternidad:  Novela negra ambientada en los años 80 de una ciudad castellana. En este entorno, dos enamorados cometen un asesinato y en este punto llega lo peculiar de la historia contada en primera persona y que no se centra en la persecución policial, sino en la vida de los asesinos.